Mare Magnum | 2009 October 06

6 October 2009 – 15:08 | Publicado por Sergio

mwhp8-7174080

En el siglo XVII aun existía un gran desconocimiento sobre los procesos biológicos que acontencían durante la fecundación y posterior gestación de los seres vivos. Como es de esperar, surgieron numerosas teorías que intentaban explicar cómo se producían estos diferentes estados que hoy nos podrían causar rubor pero que en su momento fueron defendidas por insignes científicos.

Uno de ellos era el indicado en el Essai de diotropique (1694) por Nicolaus Hartsoeker.

La escasa resolución de los microscopios de la época mostraban a los espermatozoides humanos como grandes cabezas con cola lo que hizo pensar que en realidad eran seres humanos en miniatura. Quizá incluso se confundiera el flagelo del gameto con el cordón umbilical con el que nacían los futuros fetos.

A este pequeño “hombre” se le denominó homúnculo y a los seguidores de la teoría espermistas.

En la ilustración, reproducción de la que aparecía en el citado ensayo de Nicolaus Hartsoeker y que podéis ampliar haciendo clic sobre ella, se puede leer bajo el título “el hombre la semilla, la mujer la incubadora” el siguiente texto describiendo el grabado:

“Homúnculo
La pequeña persona pre-formada en el esperma. Una representación imaginaria de cómo debería ser el esperma, si fueramos capaces de verlo con claridad, dibujado por Nicolaus Hartsoeker en Essai de Diatropique, 1694.”

Más teorías curiosas sobre los homúnculos en la Wikipedia.

______________________________________________________

Etiquetas: biología, esperma, espermistas, Essai de diotropique, homúnculo, Nicolaus Hartsoeker, reproducción
Publicado en: Ciencia, Historia

3 comentarios 6 October 2009 – 9:55 | Publicado por Sergio

Por razones obvias, observar el comportamiento de los murciélagos en su hábitat natural es complicado. Estos animales poseen ecolocalización (al menos la gran mayoría de ellos) para poder ver en la oscuridad y cualquier luz usada para su observación les molesta y modifica sus hábitos.

Nickolay Hristov de la Universidad del Estado de Winston-Salem y Thomas Kunz de la Universidad de Boston, han utilizado  una cámara infrarroja (o cámara térmica) para grabar los murciélagos molósidos (Molossidae) que habitan en las cuevas Carlbad en Nuevo México y el resultado es el que podéis observar en el vídeo: medio millón de murciélagos saliendo en bandada de una cueva en plena noche para buscar alimento.

El vídeo ha sido publicado en The Scientist (vía Wired).

______________________________________________________

Etiquetas: biología, cámara infrarroja, cámara térmica, Molissadae, molósidos, murciélagos, zoología
Publicado en: Ciencia, Naturaleza

1 comentario