Mare Magnum | 2010 February 03

3 February 2010 – 17:32 | Publicado por Sergio

estetoscopio-8467738

“En 1816 fui consultado por una mujer joven con los síntomas generales de una enfermedad cardíaca y que, en su caso, la percusión y la aplicación de la mano eran de poca utilidad debido a su alto grado de obesidad. El otro método que acabo de mencionar [auscultación directa] se presentaba inadminible debido a la edad y sexo de la paciente, así que recordé un simple y bien conocido hecho en acústica: la gran claridad con la que escuchamos el arañazo de un alfiler en el extremo de un trozo de madena aplicando el oído al otro extremo. Inmediatemente, siguiendo esta idea, enrollé un  trozo de papel en una especie de cilindro y apliqué uno de sus extremos a la región del corazón y el otro a mi oído, y no me quedé poco sorprendido y complacido al averiguar que, gracias a esto, podía percibir la acción del corazón de manera mucho más clara y distinta de lo que había sido capaz de hacer con la aplicación inmediata de mi oído”.

Prefacio del tratado De l’Auscultation Médiate (1819) de René Laënnec donde el médico francés describe cómo inventó el estetoscopio.

Realmente la inadmisibilidad de la auscultación directa de la paciente, es decir, escuchar su corazón poniendo su oído directamente en su pecho, “debido a la edad y sexo de la paciente” se debía a la vergüenza que a Laënnec le causaba realizar este tipo de pruebas a mujeres, más si, como parece que era el caso, tenían pecho prominente.

Fuente: Wikipedia.

______________________________________________________

Etiquetas: cardiología, estetoscopio, medicina, René Laënnec
Publicado en: Ciencia, Curiosidades, Historia

1 comentario