Mare Magnum | 2009 September 08

8 September 2009 – 14:12 | Publicado por Sergio

glass_h1n1-5766068

El próximo 22 de septiembre se inaugurará en la Smithfield Gallery de Londres la exposición de esculturas de cristal de Luke Jerram.

Como podéis observar en la fotografía superior (un virus de H1N1 o, comunmente conocido como gripe A o gripe porcina), sus esculturas reproducen las formas de distintos virus y bacterias, por desgracia, bastante conocidos para todos nosotros.

El SARS (sindrome respitratorio agudo severo), neumonía atípica que saltó a la fama durante el 2002 en China y que rápidamente se propagó por diferentes países, la bacteria Escherichia coli (o E. coli), presente en acuíferos contaminados y causante de infecciones intestinales y extra-intestinales severas en países en vías de desarrollo, el VIH, que no necesita presentación o el mencionado anteriormente H1N1 son parte de los organismos que podrán verse hasta el próximo 3 de octubre.

Si te queda lejos, puedes ver las fotografías publicadas tanto en Telegraph.co.uk como en Guardian.co.uk.

______________________________________________________

Etiquetas: arte, bacteria, E. coli, escultura, exposición, gripe A, gripe porcina, H1N1, Londres, Luke Jerram, VIH, virus
Publicado en: Actualidad, Ciencia, Cultura, Eventos

3 comentarios 8 September 2009 – 10:39 | Publicado por Sergio

cymothoa_exigua_2-7436520

La Cymothoa exigua es un crustáceo parasitario que nada tiene que envidiar a los parásitos que en su día vimos en esta entrada. En este caso no se trata de un organismo que pueda llegar a modificar el comportamiento de su hospedador pero sí su anatomía, extremo que puede llegar a ser tan inquietante como en el primer caso.

La Cymothoa, que puede llegar a medir 3 ó 4 centímetros, penetra en la boca de los besugos a través de sus agallas desde las que accede a su lengua. Una vez allí se aferra al órgano gracias a sus tres pares de potentes patas delanteras que, además, le sirven para chupar la sangre del pez.

La falta de riego sanguíneo a la lengua hace que esta, en muchas ocasiones, acabe atrofiándose aprovechando el parásito para aferrarse a los músculos del órgano y sustituir la lengua con su propio cuerpo. El pez es capaz de usar al parásito como si fuera su propia lengua tratándose del único caso en el que un parásito sustituye un órgano de su hospedador.

cymothoa_exigua-5058134

El pez no sufre ningún daño y la Cymothoa solo se alimenta de la sangre y mucosas de la boca del besugo no pareciendo que le interese la comida que pasa por la boca del pez.

Información extraída de la Wikipedia (castellano e inglés) vía Random Thoughts.

Fotografías: R.T. Springthorpe (1) y Dr. Nico Smit (2).

______________________________________________________

Etiquetas: besugo, Cymothoa exigua, parásito, zoología
Publicado en: Ciencia, Curiosidades, Naturaleza

2 comentarios